7 malos hábitos que cometen la mayoría de las madres al bañar a su bebé

Tener un nuevo miembro en casa es una experiencia maravillosa. Y aunque hayas leído mucho acerca del tema, te hayas informado con las otras madres de las familias o pienses que tú tomarás los máximos recaudos con tu bebé, hay cosas de la vida cotidiana que a veces se nos escapan de las manos. A la hora del baño, por ejemplo, hay ciertas cosas que se deben evitar, ¿sabes cuáles son?

Errores al bañar a un bebé

1.  No verificar la temperatura del agua antes de meterlo a su bañera: La piel del recién nacido es muy sensible y se quema fácilmente; por ello, es esencial probar siempre la temperatura del agua antes de meter al bebé en la bañera. Se aconseja meter el antebrazo completo, y no sólo la mano, para tener una sensación más precisa de la temperatura.

2. Usar demasiado jabón y champú: La piel del bebé es muy sensible y se reseca fácilmente, por lo que debes usar productos recomendados por especialistas y formulados especialmente para bañar a los bebés y deben usarse en pequeñas cantidades.

3. Baños muy largos: Aunque a tu bebé le encante estar en el agua, no debes dejarlo por mucho tiempo ya que su piel puede resecarse y causar hipertermia . Los dermatólogos aconsejan dejarlos entre 5 a 10 minutos, incluso no es necesario bañarlos todos los días en sus primeras semanas, por ejemplo: los gérmenes son buenos para los pequeños, ya que su cuerpo aprenderá a combatir las bacterias y fortalecer el sistema inmune.

La hora de bañarse debe ser una experiencia divertida, tanto para ti como para tu pequeño, cuida su seguridad aplicando las recomendaciones de los expertos, así evitaras accidentes graves que pongan en riesgo la salud de tu hijo.

4. Dejarlo solo en la bañera: A la hora del baño, asegúrate de tener todos los productos a mano para no tener que salir del cuarto. En caso de requerir salir del baño, pídele a otra persona que se quede a cargo.

5. Dejar su piel húmeda: Olvidarte de secar completamente al bebé es otro error común que puedes evitar fácilmente: usa una toalla suave para secar todos los pliegues con golpecitos y nunca frotes la tela contra su piel. Ahora sí, recuerda qué no hacer al momento de darle sus primeros baños al recién nacido, con la práctica todo se vuelve más fácil.

6. Usar la bañera al tope de agua: Se puede creer que entre más agua tenga la bañera, el bebé estará protegido del frío o cambios bruscos de temperatura, sin embargo, el error aumenta cuando es demasiada agua, ya que pueden ahogarse fácilmente, según el Doctor Thomas Phelps pediatra de Clinic Children´s , recomienda que el nivel del agua tiene que estar a 2 o menos pulgadas cuando son bebés y de 4 a 5 pulgadas cuando son niños pequeños, para no complicarte en medir el agua, solo llena la bañera hasta la mitad.

7. No tener lista la ropa para vestirlo: El ambiente frío puede perjudicar la salud del niño cuando sale del agua tibia de la bañera. Intenta minimizar el tiempo en que el pequeño está desnudo vistiéndolo inmediatamente después de secarlo; por eso, es mejor que dejes listo la ropa limpia que le pondrás, y los artículos que vas a utilizar, como crema, peine, hisopos, aceite etc…

POST REPLY