No es magia… ¡Se llama efecto Mamá!

Ayer en la noche estaba sentada en mi sofá revisando lo nuevo en Facebook y me he encontrado con este vídeo tan hermoso y tierno.

En la grabación podemos ver como un bebé de pocos días de nacido llora inconsolablemente, pero su reacción cuando la madre lo acerca a su cara y lo besa es “increíble”.

Es como un medicamento que actúa de inmediato, como si fuera magia! Pero no, eso es lo que hace el calor, el amor, el olor de mamá.

Ese cariño, esa tranquilidad, ese afecto y ese amor incondicional de la madre hacia su bebé hace que se sienta seguro. Ese bebé mientras estaba en el vientre se sentía seguro, estaba calientito y escucha constantemente los latidos del corazón de su madre. Pero al llegar a este mundo se siente desprotegido, por eso necesita que lo acaricien, lo acurruquen y estar en contacto con su madre, para sentir su olor, su calor y seguir escuchando esos latidos que tanto los tranquilizan.

¿Qué te pareció el vídeo? ¿Verdad que es hermoso?

POST REPLY